Curiosidades que quizás nos sabias sobre el café

El café es quizás una de las primeras cosas que conocemos mientras vamos creciendo, ya sea por su aroma sin igual, o porque lo probamos en diferentes tipos de comidas en donde desprende de su maravilloso sabor.

Sin duda alguna el fin del origen del café fue alegrarnos el día, sin embargo existen algunas cosas que quizás no sepas sobre esta bebida, aquí te nombraremos algunas:

¿Sabías que existen empresas que venden aroma de café? Pues sí, aunque suene bastante loco, hay empresas bastante conocidas por sus ventas de café, que compran este aroma de café para colocárselo a sus productos, es decir, colocan este aroma en los envases del café para atraer clientes por su olor, otra estrategia de marketing que sí que funciona.

¿Conoces la historia del café sospeso? Esta es un tradición bastante buena que comenzó en Italia, mediante la cual las personas en los restaurantes o sitios que venden café acostumbran a dejar uno pago, para que cualquier otra persona que no pueda pagar el café puede entrar y consumir uno gratis, ellos decían que eso ayudaba a confiar en el futuro de la raza humana.

Otra de las curiosidades que hay sobre el café, es un famoso spa que queda en Japón en el cual te puedes bañar en café, en dicho spa puedes bañarte en diferentes líquidos como el chocolate, el vino y entre ellos el café, para luego darte una ducha en una piscina de fideos. 

Los gatos más viejos del mundo y que ganaron el récord mundial por vivir más de 37 años, tomaban café, aparte de huevos, jamón y brócoli, quien sabe, quizás esta sea una buena dieta para vivir muchos años más.

El platico que se sirve con el café, no es mera decoración, el mismo se utiliza con el fin de poder enfriar el café un poco y sea este comestible sin quedarte sin lengua en el momento.

La Coca-Cola es una empresa conocida por su refresco más que todo, sin embargo también tiene una marca de café de nombre Georgia, aunque no es muy fácil de encontrar, pues la misma es distribuida en países asiáticos más que todo.

Hace bastante años los fanáticos religiosos veían al café como una bebida diabólica, por lo que, se acercaron a un sacerdote y le solicitaron que prohibiera la bebida por ser del demonio, resulto que el sacerdote al probarlo dijo que no había nada diabólico en la bebida y que más bien habría que bendecirla.