Los coches del futuro

No sé si habréis visto las noticias, últimamente no paran de salir noticias sobre coches voladores, coches que se conducen solos, incluso pequeños aviones que se convierten en coches, en fin una locura. La cuestión es que ya hace años películas americanas fantaseaban con esto, con edificios inteligentes que clasifican los coches y los estacionan solos como en yo robot una película protagonizada por Will Smith o coches que vuelan como en minority report o el quinto elemento. Todas estas películas son ventanas hacia el futuro que nos dan las claves para saber cómo será la conducción del próximo siglo.

¿Os imagináis tener que ir al desguace a por piezas para tu coche volador? Por ejemplo entrar en la página web de tudesguace y buscar un taller en el que te cambien los motores que hacen que el coche se eleve, o comprar en este mismo desguace un paracaídas por si acaso. Bromas aparte  a mí personalmente no me parece tan descabellado pensar que los coches puedan volar dentro de unos años, si ya elevaron en su día los aviones que son aparatos mucho más complejos y más pesado que los coches no tardaran mucho en inventar un propulsor para que el coche se eleve en el jardín de casa y poder aterrizarlo en la azotea del edificio en el que esta la oficina en la que trabajas.

Esto tendrá sus ventajas, quedaremos los tradicionales que seguiremos conduciendo por la calle, en suelo firme y los que se atrevan a volar por el cielo, así que los atascos serán menores en todas las ciudades. Lo que no ese es en como repercutirá esto en la contaminación del medio ambiente, porque me imagino que estos vehículos tendrán que quemar mucho mas combustible para poder alzar el vuelo, de ahí obtendremos mas contaminación lo cual no es nada bueno. Tenemos que avanzar con los tiempo pero siempre siendo respetuosos con la naturaleza y con el medio en el que vivimos, de no ser así llegara un momento en el que no tendremos unas carreteras por las que circular ni un cielo claro por el que volar con nuestros coches de última generación. Creo firmemente que tenemos que encontrar la medida justa para poder tener todo lo que nos ofrece la ciencia y la tecnología sin estar reñido con la necesidad de mantener a salvo el entorno y el planeta en el que vivimos.