Un buen descanso, aumenta la salud

A lo contrario que algunas personas piensan que para atender la salud física se requiere de horas en un gimnasio, o haciendo alguna actividad al aire libre, no es así, se puede emplear pocos minutos y si se hace de la forma correcta traerá muchos beneficios a la salud.

Por ejemplo: caminar enérgicamente por 30 minutos diarios ayuda a mejorar la circulación y quemar grasa, una siesta de 15 o 20 minutos es muy saludable.

Las malas posturas generan problemas en la columna, los cuales es importante evitar, ya que se evitaran dolores y molestias en el futuro, dolores de cabeza, en la cervical, en el cuello, que son resultados de las malas posturas y hábitos.

Al prevenir estos problemas se mejora la calidad al dormir, se reduce el estrés y hasta los problemas de la tensión. Un buen descanso ayuda a la creatividad y la persona está más alerta y receptiva a la hora de aprender. Dormir bien, contribuye al retardo de la aparición de las arrugas, evita las ojeras y otros que afecten la apariencia y belleza física.

Cuando se tratan molestias musculares, en la espalda y el cuello, el uso de las almohadas terapéuticas aunque sea por unos minutos, favorece enormemente a la disminución de estos malestares.

Algunos sienten que es un poco incómoda para dormir toda la noche con ella, todo es cuestión de acostumbrase.

 

Un tratamiento simple para todos

La visita a un terapeuta cuando se presenta dolores y molestias de espalda y cuello es lo más recomendable, este es el especialista que determinara el origen de estos problemas y colocara el tratamiento más adecuado en cada caso particular.

El uso de la almohada terapéutica como tratamiento o complemento de este ayuda a corregir las posturas y alinear las vértebras que son el principal causante de los dolores y molestias.

La alineación y la correcta postura eliminan las presiones adicionales que se ejerce sobre las vértebras y la columna, que producen tensión entre ellas y afecta el sistema nervioso central. Esta presión interrumpe el flujo del estímulo nervioso y causa estas molestias.

Un buen descanso , el apoyo correcto de la cabeza y cuello al estar sentado o acostado favorecen a la salud, evita la medicación de fármacos para dormir y la depresión, permiten conciliar el sueño que es muy necesario para reponer energías y comenzar el día con una sonrisa y dispuesto a dar lo mejor de sí.